Garantías en seguros de hogar

Hogar

Los seguros de hogar son fundamentales para estar protegidos ante diversos hechos que de ocurrir ponen en peligro nuestra estabilidad económica, y por consiguiente la de nuestra familia. Por una cantidad muy razonable de dinero quedamos bien protegidos contra la eventualidad de sufrir unos daños que podrían arruinarnos, y además disponemos de multitud de garantías adicionales.

Estos seguros nacieron por la necesidad de cubrir los posibles incendios y sus consecuencias, ya que esta situación dejaba a quienes las sufrían en situaciones muy precarias y les obligaba a empezar desde cero. Con el paso de los años, por el empuje de las aseguradoras y del propio mercado, los seguros de hogar han evolucionado a productos multirriesgo con tantas garantías que muchos no reclamamos prestaciones a las que tendríamos derecho por su simple desconocimiento. Si bien muchas de estas garantías se podrían desarrollar en contratos aparte, la razón para que estén reunidas en uno sólo es tomar como base el espacio de la vivienda.

Para entender bien a los seguros de hogar tenemos que conocer tres conceptos básicos. El continente o soporte físico de una vivienda, suelos, paredes, techos, ventanas, y todos los elementos fijos, como armarios empotrados o antenas de televisión, además de la parte proporcional del edificio que nos corresponda. El contenido, todo lo que hay en el hogar y que no se encuentra firmemente sujeto al mismo como muebles, electrodomésticos, ropa y cualquier objeto que se encuentre en su interior. La responsabilidad civil que atiende el daño que podamos causar a terceras personas y que estemos obligados a subsanar.

Al existir múltiples entidades aseguradoras nos encontraremos con distintas formas de agrupar las garantías y con distintos nombres, pero de forma breve las principales que podemos encontrarnos en los distintos seguros de hogar serán:

1.- Incendio y similares (explosión, caída de rayo, humo): son siniestros que los que indemniza de forma completa el daño sufrido, por lo que no existen problemas de límites. Es la razón principal por la que nacen los seguros sobre los inmuebles.

2.- Riesgos derivados de la naturaleza: también se indemniza de forma completa el daño sufrido según los capitales contemplados en la póliza, si bien tienen que darse unas condiciones mínimas para que se cubran. Los habituales son lluvia, viento, nieve, pedrisco, inundaciones, desembarro y extracción de lodos, etc.

3.- Riesgos diversos: como el impacto o colisión de diversos objetos sobre nuestro hogar (aeronaves, vehículos, animales), actos de vandalismo, ondas sónicas, etc.

4.- Rotura de lunas, cristales, loza sanitaria, vitrocerámicas y placas solares: cubiertos en caso de su simple rotura accidental, sin necesidad de que sea consecuencia de un siniestro de mayor entidad.

5.- Daños por agua: garantía muy importante, ya que los daños causados por el agua son bastantes frecuentes. Fundamental que no tenga un límite bajo, ni su indemnización directa ni su responsabilidad civil, ya que si inundamos la propiedad de un vecino no sabemos el alcance de los destrozos que podemos causarle.

6.- Daños eléctricos: daños que puedan sufrir las instalaciones y aparatos eléctricos por cortocircuitos, subidas de tensión de la red, etc. Suelen existir límites en la cantidad máxima establecida así como en el tipo de aparatos que se cubren, dependiendo de cada aseguradora.

7.- Daños estéticos al continente y al contenido: En caso de siniestro se restaurará la estética de la habitación dónde ocurriera el mismo. Por ejemplo, cambiar unos azulejos si no se encuentren del mismo modelo, o pintar el resto de la habitación si no se consigue el mismo color. Es muy importante el límite, porque igualar la apariencia del cuarto suele ser muy cara.

8.- Daños por robo: Los ladrones no van a ser cuidadosos a la hora de entrar en nuestro hogar, por lo que pueden causar bastantes destrozos tanto para entrar como para llevarse lo que les interesa.

9.- Robo y expoliación (atraco): Estos hechos suelen estar bien cubiertos. Por robo se entiende cuando los ladrones violan nuestro hogar forzando físicamente las medidas destinadas a evitar su entrada. Y por expoliación cuando además se produce con amenaza física contra las personas que hay en el hogar.

10.- Hurto: Se diferencia del robo y la expoliación en que en este caso la apropiación indebida se produce por un descuido nuestro, sin emplear fuerza o violencia en las cosas o personas. Para esta garantía suelen existir límites económicos.

11.- Joyas y objetos de valor especial: Cuando disponemos en el hogar de objetos que superan cierto valor, debemos declararlos por separado.

12.- Dinero en efectivo en el hogar: La aseguradora paga también cuando los ladrones se llevan dinero, hasta una determinada cantidad. Lo habitual es que esté cubierto el robo de dinero, pero no su hurto.

13.- Atraco fuera del hogar: Es una cobertura que se ha introducido en los últimos años y que muchos asegurados desconocen. Si sufrimos un atraco en la calle, la aseguradora paga tanto por el dinero sustraído como por los objetos (ropa, joyas, etc.), siempre con unos límites.

14- Uso fraudulento de tarjetas de crédito: Si, como consecuencia del robo o extravío de una tarjeta, sufrimos un fraude, la entidad aseguradora nos indemnizará hasta un determinado límite.

15.- Cambio de cerradura: Según la entidad aseguradora la garantía tiene distinto alcance. Mientras unas sólo pagan un cambio de cerradura cuando ha sido forzada, otras incluyen la sustracción o el extravío de las llaves.

16.- Responsabilidad civil: tanto del propio inmueble que cubre los destrozos que ocasionen los elementos de la vivienda, como la responsabilidad del contenido (objetos y animales) y la responsabilidad de las personas que habitan en él.

17.- Inhabitabilidad: Si como consecuencia de un siniestro amparado por la póliza, tenemos que abandonar nuestro hogar, la aseguradora nos pagará los gastos de hotel o una vivienda similar durante un tiempo determinado.

18.- Pérdida de ingresos por alquileres: Es un caso similar al anterior, sólo que se refiere a la posibilidad de que la vivienda esté alquilada. Si el arrendatario tiene que abandonarla a causa de un siniestro, dejará de pagar la renta. Entonces la aseguradora le indemnizará según lo pactado en la póliza.

19.- Reposición de documentos: Un siniestro de los garantizados en la póliza puede destruir documentos cuya reconstrucción suponga un coste (la escritura de una vivienda, por ejemplo).

20.- Pérdida de alimentos congelados: Un corte en el suministro de luz o una avería en el frigorífico pueden echar a perder los alimentos congelados para una buena temporada. Si esta cobertura figura en la póliza, la aseguradora nos indemnizará por esta pérdida.

21.- Replantación de jardines y arboles: limpieza, saneamiento o reemplazo de los árboles, arbustos y muebles afectados por algún siniestro amparado en nuestro seguro de hogar.

22.- Gastos consecuenciales: demolición y desescombro, extinción de incendio y gastos de salvamento, tasas de bomberos.

23.- Asistencia en el hogar 24 horas: Se trata de una cobertura realmente útil dentro del seguro. La aseguradora pone a nuestra disposición unos profesionales diversos (fontaneros, electricistas, cerrajeros, etc.) durante las 24 horas del día. Si el incidente por el que se llama está cubierto por la póliza, todos los gastos estarán pagados.

24.- Traslado temporal de bienes: podemos tener garantizadas las pertenencias que se lleve con nosotros cuando estemos de vacaciones o realicemos cualquier traslado temporal dentro de España.

25.- Bienes de terceros: Un huésped ocasional no tiene por qué verse perjudicado si se produce un siniestro durante su estancia en nuestro hogar. Esta cobertura garantiza que se le indemnizará hasta cierto límite.

26.- Reclamación de daños: Tan importante como pagar si hemos sido el causante del desastre, es cobrar si nos hemos visto perjudicados. Con esta garantía tendremos cubiertos los gastos de abogado y procurador que nos suponga reclamar a un tercero unos daños similares a los que tenemos amparados en nuestra póliza.

27.- Accidentes corporales: Seguro de vida e invalidez para accidente o lesiones por atracos, siempre que se produzcan en hogar o sus alrededores.

Quiero recordar dos aspectos básicos para no tener sorpresas con nuestro seguro de hogar. Por un lado, nuestro deber de hacer un mantenimiento correcto de nuestro hogar y sus pertenencias, ya que los siniestros que se originen por nuestra falta de interés en su cuidado es muy posiblemente que surjan problemas a la hora de ser indemnizados, o directamente estén excluidos de la póliza. Además es muy recomendable leernos las situaciones que más nos preocupen, ya que debemos conocer el alcance de las garantías y que situaciones estarán excluidas, ya que por muy amplio que procuren ser estos seguros, resulta imposible atender todas las necesidades particulares que se dan, y más teniendo en cuenta el importe que pagamos por nuestros seguros de hogar.

Como siempre recomiendo disponer de un asesor de seguros de confianza, nos resultará más cómodo y podremos aprovechar sus conocimientos para tener el seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades concretas.

Anuncios

, , ,

  1. Daños estéticos en seguros « Blog de David Torío
  2. Qué hacer en casa para no llamar al seguro tras las vacaciones « Blog de David Torío
  3. 5 conceptos básicos sobre seguros decenales si eres propietario de una vivienda « Blog de David Torío
  4. Garantías en seguros de comercio « Información y consejos sobre seguros
  5. Los seguros no son para todo ¡ni para todos! « Información y consejos sobre seguros
  6. 7 razones para hacer un seguro de hogar si eres inquilino « Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: