¡Cuidado! El banco protege tus seguros

Te cuento algo que me ocurrió la semana pasada. Una amiga quería modificar las condiciones de su seguro de vida (beneficiario y capitales) y me pidió que llevara por ella el escrito donde lo solicitaba a su entidad financiera, ya que por dónde trabaja no hay oficinas, y a la hora que termina los bancos ya están cerrados.

Por ser un favor tan simple y tratarse de unos pocos minutos no podía negarme. Pero aquí es cuando me tropiezo una vez más con la fantástica atención que las entidades financieras dan a sus clientes. No me lo recogen porque es un fax (mi amiga me lo envió por fax desde su trabajo), y sólo admiten documentos con firma original. Además tengo que llevar una autorización firmada por el titular indicando que voy a presentar dicho escrito y fotocopia de su DNI. ¡Toma ya! algo facilito. Vale, me agrada el rigor y la seriedad documental como al que más, pero lo que no me gusta nada es que me indicaran que esa misma gestión se podía hacer por teléfono. Y llegamos al siguiente punto:

.- El banco requiere documentación con firma original para comunicar una modificación sobre un seguro de vida.

.- El banco ofrece un número de teléfono para comunicar una modificación sobre un seguro de vida.

Y pregunto, caso de optar por esta última opción si ocurre el siniestro antes de haber realizado la modificación ¿qué hago? O llega la modificación y compruebo que está mal ¿Llamo y pido que me envíen la grabación telefónica de cuando solicité la modificación y la escuchamos juntos? Estamos hablando de un contrato de seguro que paga muchos miles de euros llegado el momento, no de una suscripción a una revista de ocio. Hablamos que si ocurre el siniestro los beneficiarios (familiares habitualmente en caso de fallecimiento o uno mismo para invalidez) van a necesitar realmente ese dinero, y nos hemos quedado totalmente en manos de los intereses del banco (lee esta entrada antigua sobre un error en seguros de vida para amortizar préstamos realizados con bancos). Entonces las diferencias en el trato exigido y dado son:

.- El banco nos exige documentación original y la conservan en su poder por si la llegan a necesitar para cuidar de sus intereses.

.- El banco nos pone en bandeja un “mejor y más cómodo servicio” para mí como cliente (o será mejor para ellos) pero que nos deja sin las herramientas indispensables para defendernos en caso de una dificultad.

Acepto que el fax es más fácil de manipular y que pidan la documentación original tiene su lógica. Pero con la llamada qué tengo que hacer ¿grabar yo también la conversación? No soy partidario de abusar del papel, además de ser un gasto nos supone una pérdida de tiempo y no es precisamente ecológico (¿conoces la huella hídrica del papel?). Además hoy en día ya disponemos de los medios técnicos para la supresión del uso habitual del papel. Pero hasta que se recoja en las reglas del juego (Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro), tenemos que mirar por nuestros intereses.

O eres de los que aún piensa que los bancos han sido creados para defender tus intereses particulares. ¿Acaso ya podemos hacer hipotecas sólo con el teléfono? ¿Por qué nos tratan con distinto rasero? ¿No será que saben más que nosotros y lo utilizan a su favor? Mi consejo, de momento hazlo por escrito y tendrás menos problemas si tienes un siniestro.

Para acabar con la historia, al día siguiente volví para presentar el escrito “original” con la autorización y fotocopia del DNI, y me llevé una copia de la documentación presentada sellada por el banco. A mi amiga sólo le costó una cerveza y aguantarme una charla de seguros.

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por Sonia el 18 de abril de 2012 - 13:16

    Me parece que tu amiga ha tenido mucha suerte al tener un amigo tan profesional como tu.

    • #2 por David Torío el 18 de abril de 2012 - 14:07

      Hola Sonia:

      Gracias por pasar por el blog. ¿Lo he contado bien?

      Saludos.

  1. Si el banco no te pregunta cuando hace el seguro, es su problema « Blog de David Torío
  2. 7 pasos para calcular bien el capital a contratar en seguros de vida « Blog de David Torío
  3. El valor de la palabra en los seguros « Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: