5 ideas para cuidar de tus seguros

Visto que no leemos nuestros seguros, que no sabemos bien lo que nos cubren y que descuidamos su seguimiento porque no apreciamos la importancia que tienen, voy a darte unos sencillos consejos para llevar el control básico de tus seguros. Ya hay personas que lo hacen, pero en el día a día compruebo que son minoría. La mayoría hace lo siguiente: me hago el seguro porque es obligatorio, porque me lo imponen a la fuerza o porque me han dicho que es bueno hacerlo. Una vez lo contrato, guardo los papeles y confirmo el pago del recibo correspondiente. A partir de ese momento y si no tengo ningún siniestro, a pagar todos los años hasta que me digan que estoy apoquinando una barbaridad o note que el recibo me sube bastante sin saber el porqué.

Te propongo hacer algo nuevo y más estimulante, algo que pocos hacen y que una vez comienzas no puedes dejarlo, empezar a conocer un poco mejor tus seguros. Si te pregunto sabrías decirme ahora mismo ¿cuántos seguros tienes en total? ¿Cuánto pagas al año por todos? ¿En qué fechas se renuevan? ¿Cuándo los pagas? ¿Eres el tomador en todos ellos? Si sabes las respuestas mi enhorabuena, ya tienes lo básico para empezar. Pero si no sabes casi ninguna no empieces a decir que todos los seguros son iguales, qué solo saben pasar el recibo pero cuando hay que pagar no lo hacen, porque el principal responsable de que esto sea así eres tú. Pongámonos manos a la obra de inmediato, y apliquemos el principio de “la unión hace la fuerza” de la siguiente forma:

1.- Reúne toda la documentación de tus seguros, ponla toda junta (si es preciso en una caja) para coger la documentación “real” y desechar toda la publicidad (ojo en ocasiones aprovechan algún envío de información para colarnos alguna modificación en nuestros seguros). Posteriormente clasifica la documentación por cada tipo de seguro y guárdalo en un archivador o similar.

2.- Comprueba que tienes toda la documentación para pedir la que te falte. Apostaría que no tienes completa y actualizada toda la documentación de tus seguros, esto es: solicitud, condicionado general, condicionado particular y cualquier otra documentación posterior a la contratación de la póliza (lo llamen anexo, suplemento, modificación, aclaración, corrección, etc…)

3.- Adjunta las copias de los recibos que hayas pagado, al menos el último que confirma la vigencia de la póliza. Si quieres y tienes suficiente espacio puedes guardar los 5 últimos años. Algunos seguros se pagan al contratarlos, por lo que si no lo encuentras a buscar o pedir copia de dicho recibo.

4.- Haz un resumen de los datos básicos de tus seguros en una hoja (puede ser en una hoja de cálculo o a mano, no hay que complicarse) que pondrás delante de toda la documentación de seguros, para que con una simple mirara a esta hoja te hagas una idea general de los seguros que tienes y en qué situación se encuentran. Además de esta manera facilitas a tus familiares o amigos para que tengan todo a mano por si necesitas de su ayuda. Los datos a reflejar son:

  • Tipo de seguro (hogar, auto, vida, salud, negocio, responsabilidad civil,…)
  • Tomador (si está a mi nombre o si está a nombre de otro y soy asegurado o beneficiario)
  • Compañía aseguradora
  • Número de póliza
  • Fecha de vencimiento
  • Prima anual
  • Forma de pago (anual, semestral, trimestral, mensual)
  • Garantías aseguradas
  • Capitales asegurados

En esa misma hoja por detrás anota todos los teléfonos que puedas necesitar como asistencia en carretera, asistencia en el hogar, defensa jurídica, información, contacto, etc… También te aconsejo tener esos teléfonos a mano y no sólo en el archivador. El mejor sitio es en tu teléfono móvil.

5.- Y por último pero no menos importante (yo añadiría que lo más importante), busca un mediador profesional de seguros al que pasarle todo este trabajo, al que exigirle un servicio de calidad y sin tener que pagar nada más por ello.

Anuncios

, , , , ,

  1. #1 por Actuario el 10 de mayo de 2012 - 5:53

    Creo que efectivamente si se hiciera una encuesta con las preguntas que pones el número de respuestas positivas sería bastante reducido, aunque también es cierto que me imagino que también pasa con las tarjetas de crédito, cuentas bancarias y cualquier otro producto.

  2. #2 por David Torío el 10 de mayo de 2012 - 7:53

    Llevas mucha razón. Por desgracia una gran mayoría sólo se acuerda de sus seguros a la hora de pagarlos y los asocia a un gasto financiero más (en ocasiones obligatorio), sin llegar a percibir su valor real, mucho mayor que los productos financieros que nombras.

    Saludos.

  1. 10 errores frecuentes al contratar un seguro « Información y consejos sobre seguros
  2. 10 plazos importantes en seguros « Información y consejos sobre seguros
  3. Tiempos, urgencias y seguros | Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: