Seguros exprés y a todo riesgo, por favor

Parece normal que con las prisas que se vive hoy en día quieras aprovechar al máximo tú tiempo, un bien que es limitado. Demasiadas tareas que hacer a diario, demasiada información que te llega constantemente y sobre la que tomar rápidas decisiones. Por lo que estableces prioridades para gestionar mejor el tiempo, pero esta vida de rápido disfrute y consumo choca frontalmente con una virtud olvidada, la mesura. El tomarte un tiempo para observar el cuadro general y ver qué cosas son importantes y qué son urgentes. La urgencia lleva a confundir cosas pequeñas y urgentes con importantes, cuando realmente no lo son. Lo malo es que te resta tiempo y energías para dedicárselas a las cosas que si son realmente importantes para ti.

Es un sin sentido que quieras lograr un buen resultado cuando no te das cuenta que simultáneamente están actuando dos fuerzas que actúan en sentidos opuestos. Quieres hacer seguros en el menor tiempo, pero que a su vez te cubran cada vez un mayor número de circunstancias. Un seguro no es una televisión donde puedes mirar 4 ó 5 características técnicas, junto con el precio y ver si su diseño encaja con el de la habitación. ¿No te parece contradictorio querer una herramienta que te sirva para el mayor número de circunstancias posibles y dedicarle el menor tiempo posible a entenderla?

Una póliza de seguros es un contrato que puede pagarte miles de euros llegado el caso y por múltiples situaciones distintas. ¿De verdad crees que todas las compañías son iguales y dan los mismos servicios? No me parece mal hacer un seguro por internet o teléfono, al contrario es cómodo, ahorras tiempo y evitas desplazamientos. Pero es una idiotez que sólo mires el precio, y una idiotez suprema pensar que estás haciendo un gran negocio para ti eligiendo el seguro más barato. Asume que si es el más barato por algo lo será (producto, servicio, asesoramiento…), y si en alguna ocasión tienes que dirigirte a la compañía de seguros deberás tener muy presente lo que has adquirido.

Por eso cuando recibas toda la documentación del seguro una actitud inteligente es dedicar el tiempo que te has ahorrado al comprar el seguro en leer qué es lo que has aceptado. Si se corresponde con lo que has pedido, aclarar cualquier duda que te surja y si no estás conforme solicitar su rectificación ya que dispones de 30 días desde que se te entrega el seguro para corregirlo. El seguro no termina cuando lo has pagado, al contrario es en ese momento cuando empieza su vida útil para ti. Es bueno subir el nivel de exigencia, pero no sólo a quienes te dan los servicios, también tu exigencia personal debe ir acorde y si pides más, tienes que dar más. Pero no me refiero a más dinero o comprar más, me refiero a dar más de ti mismo. Y esto se traduce en hacer mejor las cosas, no peor. Contratar un seguro no es sólo comparar y elegir el más barato, es saber qué es lo que estas comprando e implica conocer el producto adquirido.

Supongo que en un futuro podremos entrar en el restaurante “Seguros Exprés” y decir:

.- Buenos días, quería un seguro para mi casa nueva.

.- Buenos días, ¿algún menú en particular?

.- Ese “Deluxe” tiene buena pinta, ¿trae R.C. para perros peligrosos?

.- Si por supuesto. ¿Quiere que además le ponga un seguro para el coche y la moto por la cuarta parte del precio?

.- Muhh, no estaría mal. Póngamelo para llevar a casa y lo firmo desde allí.

Eso sí, cuando pagas sabes por adelantado que no estás recibiendo ni la calidad en los productos, ni el trato y servicio que el que recibes cuando vas a ese otro restaurante del casco viejo de tu ciudad, con no sé cuantos tenedores o estrellas Michelin, y en el que tienes que llamar con antelación para poder confirmar tu reserva. ¿Lo pillas?

Entradas relacionadas:

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por Román Mestre el 26 de julio de 2012 - 9:38

    Muy buen post David. Sigue así.

    • #2 por David Torío el 26 de julio de 2012 - 11:13

      Agradezco mucho tu comentario Román, sobre todo viendo tu experiencia.

      Espero que la constancia me haga mejorar los contenidos para que resulten más interesantes, y las formas para que la lectura sea más cómoda.

      Saludos

  1. 7 pasos para calcular bien el capital a contratar en seguros de vida « Blog de David Torío
  2. Los seguros no son para todo ¡ni para todos! « Información y consejos sobre seguros
  3. 10 errores frecuentes al contratar un seguro « Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: