Si el banco no te pregunta cuando hace el seguro, es su problema

Rescato esta noticia sobre cómo fue el trato dado por una entidad financiera a uno de sus clientes y a sus familiares, para que tengas un ejemplo práctico de la forma en que bastantes bancos te hacen los seguros y de cómo tratan a sus asegurados una vez que ocurre el siniestro. Son como una apisonadora y más te vale estar preparado o te aplastarán sin contemplación, no les darás ningún tipo de lástima ni tendrán nada de empatía hacia tu situación particular.

Otro dato interesante, la semana pasada hablando con una persona que trabajo para un banco me comentó que sus compañeros tenían los seguros fuera de la entidad aseguradora vinculada a dicho banco, ya que el servicio que dado en seguros era pésimo. Cómo sería la calidad del trato, que ni a pesar de contar con descuentos adicionales por ser empleados querían tener sus seguros allí.

Si lees el artículo te puede parecer muy evidente y lógica la razón para denegar el pago del siniestro por parte de la entidad aseguradora vinculada al banco. El asegurado ya padecía la enfermedad grave y era tratado de la misma antes de la fecha de contratación del seguro, por lo que actuó con mala fe y ocultó información para obtener un seguro en mejores condiciones, o directamente para que le fuera aceptado el riesgo. Ponte en el lugar de los familiares, cuando estando inmersos en ese momento tan doloroso además se encuentran con que no tienen derecho al seguro. Por suerte para ellos alguien en la familia, o alguna persona próxima, tenía otra interpretación al respecto.

Lo que el juez sabe ver es que el asegurado no mintió ni ocultó la información necesaria para conocer realmente el estado de salud, sino que ha sido la entidad financiera a través de su socio asegurador, que al aceptar el riesgo no ha preguntado, por lo que se desprende que no le interesa conocer el estado de salud y asume completamente las consecuencias del riesgo.

La Ley de Contrato de Seguro en su art.10 es clarísima en este aspecto y cito “El tomador del seguro tiene el deber,…, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él”. Vamos dicho con otras palabras, si no te preguntan por algo antes de hacerte el seguro es que no les preocupa y que aceptan cualquier circunstancia por la que no te pregunten.

Otra cosa muy distinta es que tengan la voluntad de ayudarte. Fíjate que han tenido que recurrir a los servicios profesionales de un abogado, esperar 2 años y a una sentencia judicial, para poder recibir lo que les correspondía y por lo que habían pagado con anterioridad. Conclusión, los seguros mejor con personas que se dediquen a ello en cuerpo y alma.

Entradas relacionadas:

Anuncios

, , ,

  1. Las entradas más vistas en septiembre del blog « Blog de David Torío
  2. 7 pasos para calcular bien el capital a contratar en seguros de vida « Blog de David Torío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: