Los seguros no son para todo ¡ni para todos!

Motorista ardiendo

Resulta cuanto menos curioso el proceso por el que se pasa al contratar un seguro. Por un lado te gusta oír que hará maravillas por ti, que cubrirá todo lo que necesitas y mucho más. Y por el otro lado cuando toca sacar la cartera, o dar los números de la cuenta corriente, estás pensando cómo ahorrarte unos euros si es que no has llegado a regatear como en el zoco antes de firmar el contrato. Lo cual me parece bien, buscar el mejor resultado en una compra es algo que hacemos todos constantemente, pero por favor sin perder el norte.

Acepta que a pesar de los mensajes que recibas al principio de la contratación, y de las largas listas de garantías que aparecen en cada uno de los distintos tipos de seguros (yo mismo he publicado relaciones con las numerosas garantías más frecuentes en algunos tipos de seguros, y después súmale que cada aseguradora añade de su propia cosecha) los seguros no cubren todas las posibles circunstancias que puedan sucederte. Las distintas variables que pueden dar lugar a un siniestro son tan extensas y heterogéneas que el simple hecho de intentar ponerlas por escrito daría lugar a un contrato del tamaño de una enciclopedia universal.

Pero claro cuando te sucede algo y tienes un seguro lo primero que se te viene a la cabeza es que estas pagando y oye “ya que lo pago que sea por algo” ¿Alguna vez has calculado lo que pagas y lo que te indemnizarían por el conjunto de situaciones que te están garantizando? Recuerda que aunque te cueste una barbaridad de ver, el seguro tiene un componente social ineludible y está en su ADN, esto es, muchos pagamos para que a los pocos que les ocurran las situaciones desagradables se les reparen los daños sufridos. Y a los que no les ocurra nada viven más tranquilos, porque de suceder tendrán la ayuda necesaria para superar el mal trago.

Y si no me crees puedes perfectamente no hacerte ningún seguro, salvo los mínimos imprescindibles obligados por la ley (me pregunto porque son obligados, o porqué para algunas actividades piden su seguro correspondiente o de otra forma no nos dejan participar) y ahorrarte todo ese dinero. Esto en el argot del ramo se conoce como autoseguro o lo que es lo mismo, tú te cobras los recibos y cuando pase algo tú mismo te lo reparas. Pero ten presente que si no quedas satisfecho ya sabes a quien quejarte, ¡a ti mismo! Como apuntaba al principio, los seguros no pueden cubrir todas las circunstancias posibles y por esto cuando contratas uno debes tener muy claro la razón principal por la que lo haces y dejar bien amarrado que llegada esa situación te responda como verdaderamente necesitas.

Pero tampoco los seguros sirven para todos ya que ni todos tenemos las mismas ideas ni funcionamos de igual forma, y siempre habrá personas que piensen que lo seguros no son más que otra forma de desperdiciar su dinero. Si aún estás leyendo ya sé que no eres de estos últimos, estos no habrían pasado del segundo párrafo. Eso sí, que ni tan siquiera se te pase por la cabeza intentar convencerlos de la necesidad de estar bien asegurado, sólo conseguirás que las ideas que ya tienen se claven más profundamente en sus cabezas, como cuando quieres sacarte una pequeña astilla y lo único que consigues es hundirla más adentro y que siga fastidiando más tiempo. Lo mejor para no perder tu tiempo es dejar que la madre naturaleza haga su trabajo y que ese fragmento extraño salga por sí mismo.

Entradas relacionadas:

Anuncios

, , , , ,

  1. #1 por Esteve el 27 de noviembre de 2012 - 8:48

    Buen post David. Lo cierto es que en algunas ocasiones el asegurado, a través del siniestro, prioriza la recuperación de la prima pagada sobre la tranquilidad de disponer de una buena cobertura. No siempre sucede y no en todos los ramos, pero sucede y en algún ramo más que en otro.
    Saludos.

    • #2 por David Torío el 27 de noviembre de 2012 - 9:03

      Hola Esteve, gracias por pasar y dejarnos tu comentario.

      Que te voy a contar que no sepas ya, y más en el ramo que trabajas. Efectivamente existen asegurados con un erróneo concepto de para qué necesitan realmente sus seguros. Solo podemos hacer nuestro trabajo lo mejor posible y procurar reducir ese porcentaje de personas.

      Saludos.

      P.D. ¿Has leído mi anterior entrada “Mis blogs favoritos de noviembre”?

  2. #3 por marketingventasparatodos el 27 de noviembre de 2012 - 19:43

    Sobran palabras David, lo que comentas muchos lo vivimos directamente o indirectamente, dependiendo de los ramos en los que estamos más centrados, pero desde luego, la cultura del “pago no un seguro, sino un mantenimiento de mi casa” muchas personas la tienen presente en su cabeza, y creo que desde que pagan la prima, están pensando en como recuperarla, “si pago tengo que hacer gasto”.

    Por suerte, no podemos decir que la inmensa mayoría de clientes del sector piensan así, pero que duda cabe que una amplia mayoría si.
    Cultura… mucha cultura financiera y de previsión hace falta.

    Algún día te comentaré algunas anécdotas vividas por mi en mis comienzos de profesión en el sector, hace ya 20 años, en una Correduría de seguros, y te puedo asegurar que son dignas de mención ¡¡¡ un poco sub-realistas algunas, pero …. dignas de mención.

    Rafael

    un saludo ¡¡¡

    • #4 por David Torío el 28 de noviembre de 2012 - 8:58

      No podemos generalizar porque es injusto, y tampoco podemos medir el porcentaje real de personas que pagan con idea de recuperar lo invertido. Es cierto que son los que más ruido hacen y los que más se hacen notar. El problema es que van dejando esa idea en su entorno más inmediato.

      Todo es cuestión de cultura, general y aseguradora, por eso formar sobre los aspectos básicos del funcionamiento de los seguros y de su verdadera utilidad, hará inclinar la balanza hacia el grupo de personas que comprende y asegura sus necesidades correctamente. Al final es un pulso entre la correcta y la errónea formación.

      Estaré encantado de oír tus historias rocambolescas de antaño.

      Saludos Rafael.

  3. #5 por David Valuja (@david_valuja) el 27 de noviembre de 2012 - 20:01

    -Se me ha roto una persiana -dice una asegurada- y ya es la tercera en 4 años… es que se van rompiendo todas… y me ha dicho una vecina, que eso no tengo que pagarlo, que eso LO TIENE que pagar el seguro.

    -¿Y cuántos años tienen sus persinas? -le pregunto-

    – 15 o 16, no se….
    – Vamos que las ha abierto ud unas 5.000 o 6.000 veces, si es que no las cierra para dormir la siesta, claro!
    -……..
    -……..
    (os ahorro la explicación de porque no pagamos, de momento, esas cosas, porque lo importante es la frase final de la asegurada)

    – PUES SI EL SEGURO NO CUBRE NADA…. ME CAMBIO PARA OTRO AL QUE PUEDA ENGAÑAR Y QUE PAGUE!!

    Buen post David y me quedo con la frase “el seguro tiene un componente social ineludible y está en su ADN”

    • #6 por David Torío el 28 de noviembre de 2012 - 9:14

      Gracias por pasarte David, y dejarnos un “excelente” ejemplo de cómo piensan y actúan algunos asegurados. Con el tiempo algunas de estas personas van aprendiendo, pero otras se transforman en verdaderos cruzados contra los seguros y todo lo que se les parezca.

      No llegué al sector seguros por vocación (no tenía a ningún familiar o amigo en esto) pero trabajando en siniestros atendiendo a personas que pasaban por un mal momento y viendo cómo el seguro les respondía cuando más lo necesitaban fue lo que terminó por abrirme los ojos y darme ese empujoncito para interesarme más y seguir, a pesar de las dificultades que existen para desarrollarse en este sector profesional.

      Saludos.

  4. #7 por Paloma Reino el 28 de noviembre de 2012 - 16:31

    Ciertamente falta una cultura financiera, empezando por comprender “el componente social ineludible”.
    Pero también es cierto que se han comercializado los seguros diciendo lo que convenía para venderlos y no diciendo lo que no convenía. No se educó al cliente.
    Yo comercializo seguros en un sistema de multinivel y esto significa que los consumidores son a la vez los comercializadores y ellos reciben una educación que les sirve para sus propio uso y para recomendar a los demás. Aunque creo que esta educación se podría mejorar.
    De todas formas tengo muy claro que el sector de los seguros va a tener un gran auge porque la educación financiera será mayor puesto que se hace imprescindible con todo lo que está pasando.
    Además las coberturas de la seguridad social van en retroceso.
    Esta educación está llegando, no me cabe la menor duda.

    • #8 por David Torío el 29 de noviembre de 2012 - 9:40

      Comparto contigo Paloma que la responsabilidad se inicia con la actitud de algunas aseguradoras haciendo cosas que rayan el límite de lo lógico y ético, pero el interruptor que dispara y alimenta la confusión es el desconocimiento general sobre cómo funcionan los seguros y su verdadera utilidad. Un comienzo sería poner a las personas frente a sus responsabilidades y no echar balones fuera, cosa muy propia de los españoles.

      Si bien ya se hacen trabajos muy buenos para cambiar esto, me preocupa que llegue al conjunto de la población ya que los seguros no es un tema prioritario para la inmensa mayoría. Y con respecto a la educación habrá que ver si realmente las futuras generaciones se forman mejor o peor que las actuales.

      Saludos.

  1. Las entradas más vistas de noviembre en el blog « Información y consejos sobre seguros
  2. 10 errores frecuentes al contratar un seguro « Información y consejos sobre seguros
  3. Los números de 2012 « Información y consejos sobre seguros
  4. Colaboración entre semejantes para un beneficio común « Información y consejos sobre seguros
  5. ¿Quién compara a los comparadores de seguros? « Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: