10 errores frecuentes al contratar un seguro

Si por alguna razón no quieres servirte de un mediador de seguros profesional o eres autodidacta y vas a contratar un seguro por tu cuenta, permíteme al menos con esta entrada hacer de ese amigo que siempre está dándote consejos para que no te metas en líos. No será el más divertido del grupo pero nunca está de más oír lo que tiene que decirte. Por eso cuando estés pensando contratar un seguro por ti mismo recuerda evitar los siguientes errores frecuentes:

1.- No saber por qué estas contratando. Un seguro no es una lotería a ver si toca, o un producto financiero del que sacar rentabilidad o beneficio económico. Tú mejor que nadie tienes que saber qué es lo que más te preocupa y actuar en consecuencia, contratando el seguro que reduzca los daños que tu economía sufriría si llegará a ocurrir eso que temes. Recuerda, defiéndete de aquellas situaciones que económicamente te pondrían contra la pared.

2.- No distinguir entre distintos seguros y pensar que todos son iguales. Los contratos, servicios y personas que te atienden nunca son iguales, por eso es imposible que sean iguales. Esta idea la difunden personas sin conocimiento de cómo funcionan los seguros que al no saber distinguir solo les queda pensar que todo es igual. Grave error, acaso en tu actividad ¿todos sois iguales?

3.- No conocer con quien estas tratando, a la compañía y el mediador si lo hay (agente, operador bancaseguro o corredor). Con los nuevos medios puedes hacer seguros de muchas formas (en persona, a través del teléfono, por la web, etc.) pero siempre hay personas detrás de los papeles firmados. Saber con quién estás tratando es parte de tu labor, por lo que te recomiendo que conozcas a tus interlocutores antes de que sea tarde.

4.- No tomarte el tiempo necesario para hacer una buena elección. Hay personas que emplean horas y días para comprarse un coche, un electrodoméstico, un viaje etc., y después se hacen un seguro en pocos minutos. Te preocupa cómo te vas a gastar tu dinero de forma inmediata, pero te despreocupa cómo empleas tu dinero en proteger tu economía futura, a eso yo lo llamo insensatez.

5.- No contrastar la información que encuentras, y con más importancia si lo haces sólo por internet. Cualquiera con poco conocimiento sobre una materia puede dar su opinión como si fuera una eminencia. Imagina cuando además se escudan en el anonimato o en ambigüedades. Para empezar a tomarte algo en serio tienes que identificar al autor, ver su trayectoria en la red (malo si sólo aparece en un único sitio), a qué se dedica y las razones por la que escribe.

6.- No dar correctamente tus datos de contacto, y actualizarlos llegado el caso. Por ejemplo si cambias de domicilio y no lo comunicas dejas en manos de la aseguradora la posibilidad de que te comuniquen algo importante y no puedas reaccionar a tiempo, ellos habrán cumplido con su parte y tú no podrás reclamar.

7.- No definir bien el riesgo a asegurar o hacerlo con ambigüedades. La aceptación del contrato por parte de la aseguradora y su precio se hacen en base al riesgo a cubrir. Una incorrecta declaración como mínimo te va a dar problemas a la hora de ser indemnizado, pudiendo inclusive que te rechacen totalmente la indemnización del siniestro.

8.- No valorar correctamente los capitales a asegurar, bien por ahorrarte un dinero en el recibo (no funciona, en caso de siniestro te aplicarán un infraseguro), bien por intentar sacar tajada del seguro (tampoco funcionara, en caso de siniestro te aplicarán un sobreseguro) o bien por desconocimiento. Si no lo sabes bien y dudas, pregunta y acláralo antes de firmar nada.

9.- No saber cómo funciona la póliza contratada, no tienes que ser un erudito del seguro pero por lo menos dale un repaso al contrato y lee aquello que te pueda afectar más, con especial atención a las garantías, sus exclusiones y las obligaciones del tomador. Las dudas se preguntan antes de contratar y de que ocurran los siniestros.

10.- No conservar una copia de toda la documentación firmada, siendo necesario como mínimo que tengas las condiciones particulares, condiciones generales y cualquier anexo, suplemento o modificación de la póliza. No estaría de más si pudieras disponer de una copia de las solicitudes, proyectos y cuestionarios a los que te hayan sometido. En este caso el exceso de documentación nunca te perjudicará.

¿Crees que me dejo algún error importante?

Entradas relacionadas:

Anuncios

, , ,

  1. #1 por Paloma Reino el 11 de diciembre de 2012 - 15:56

    Pues la verdad, creo que está muy completo y el artículo es muy oportuno. Desde lo más básico y evidente, como leerse los condicionados que no se hace, principalmente porque no se entiende. Gracias a tu blog se pueden entender muchas cosas de los condicionados. Pero lo que tú siempre dices, contando con un buen agente o mediador que explique todo, que inspire confianza y no sólo quiera “enchufar” una póliza, ya vamos muy bien. Espero tu próximo post, ya ves que no me pierdo ni uno.

    • #2 por David Torío el 12 de diciembre de 2012 - 8:49

      Hola Paloma:

      Con esta entrada he sintetizado ideas que tenía dispersas por el blog para que el lector tenga una visión más general, y ayer tuvo una estupenda acogida en los medios sociales por otros colegas del sector.

      Gracias por tu fidelidad como lectora.

  2. #3 por David Bricio el 11 de diciembre de 2012 - 17:18

    La mejor manera de enfocar una contratación es tener muy claro que riesgo/s se quiere asegurar y a partir de esa premisa buscar el producto que ofrezca la cobertura deseada.

    • #4 por David Torío el 12 de diciembre de 2012 - 8:57

      Llevas razón David, pero una dificultad que nos encontramos es que muchas personas no conocen correctamente los riesgos, profesionales o personales, a los que están sometidos. Sin entrar a valorar que para esa gran mayoría el único factor que puede conocer bien para comparar es el precio, y no el alcance de las coberturas que están comparando.

      Lo único que desearía es que el asegurado en general fuera más incisivo en la contratación y mantenimiento de sus seguros, y no únicamente al abrir su cartera ya sea para pagar o recibir indemnizaciones.

      Saludos.

  3. #5 por marketingventasparatodos el 11 de diciembre de 2012 - 20:47

    muy buenos consejos David, y si me tengo que quedar con uno solo, el 4º “tomarte el tiempo necesario” , como tu bien dices, creo que hay personas que tardan más en comprar un mp4 de 50 euros que en contratar un seguro ni más ni menos que para cubrir parte de su patrimonio. Gracias por el post.

    Rafael
    @rafalgrol

    • #6 por David Torío el 12 de diciembre de 2012 - 9:11

      Coincido plenamente contigo Rafael y muy posiblemente lo hagamos por lo que vemos a nuestro alrededor a diario. Ese consejo podría perfectamente ir el primero, al final es saber apreciar qué es lo que estamos haciendo al contratar nuestros seguro y requiere que el asegurado ponga de su parte, ya que no se trata de un bien o servicio que nos aporte diversión o una inmediata experiencia satisfactoria, solo la promesa de un futuro más tranquilo.

      Saludos.

  4. #7 por Santiago.ms@tiquital.com el 23 de diciembre de 2012 - 10:32

    Muy buen artículo. Siempre me ha llamado la atención la rápidez con que se compra un seguro, la facilidad con que la gente desaparece el contrato y el tiempo que le dedican a compra de una blusa y el mimo con el que la cuidan. Si comparamos lo que cuesta el seguro con la blusa no me queda otra que estar anonadado,

    • #8 por David Torío el 23 de diciembre de 2012 - 13:12

      Hola Santiago, gracias por tu comentario. Esa sensación que comentas me da que la tenemos todos aquellos que nos movemos en el sector, lo poco que en muchas ocasiones se valora tener un seguro y qué es lo este puede suponer.

      Saludos desde otra isla del Archipiélago, y mucho ánimo con vuestro blog.

  1. Las entradas más vistas en diciembre del blog « Información y consejos sobre seguros
  2. Los números de 2012 « Información y consejos sobre seguros
  3. Indemnización progresiva en seguros de accidentes « Información y consejos sobre seguros
  4. Las entradas más vistas en enero del blog « Información y consejos sobre seguros
  5. 10 plazos importantes en seguros « Información y consejos sobre seguros
  6. ¿Quién compara a los comparadores de seguros? « Información y consejos sobre seguros
  7. Tiempos, urgencias y seguros | Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: