Cuidado con los seguros de salud baratos “low cost”

¿Qué me ha pasado?

Por las redes sociales me llegan consultas sobre qué tipo de seguro de salud es mejor, las compañías con mejores centros o cual es el más barato, cuestiones a las que contesto en función del limitado tiempo de que dispongo. Te recuerdo que un producto o servicio no tiene por qué ser malo necesariamente por ser barato, así como uno caro no tiene por qué ser bueno solo por el simple hecho de costar más que otros. Para confirmar si algo es caro o barato realmente te bastará con comparar lo que recibes a cambio de lo que das, principio básico de cualquier buena compra. Así como hay cosas que no quieres ni regaladas, a otras te costará mucho ponerle un precio por todo lo que suponen para ti.

En la actualidad e impulsado por las incertidumbres que se plantean sobre la sanidad pública (de la que soy un convencido defensor a pesar de que es mejorable) en los seguros de salud hay una actividad frenética para captar nuevos asegurados. Como si se acercara el fin del mundo y las compañías quisieran presentarse con sus mejores galas a tan magno evento. Además estas fechas son las más propicias para que te bombardeen con todo tipo de ofertas sobre seguros de salud, ya que las aseguradoras normalmente establecen las renovaciones de este tipo de seguros para primeros de enero.

Si bien los precios en el ramo de salud en general se han mantenido constantes los últimos años, a pesar de que los costes asociados a los servicios sanitarios han subido, esto ya no sirve para captar nuevos asegurados (no están los bolsillos de los españoles para muchas florituras). Y las compañías lo saben, por eso han empezado a desarrollar seguros “low cost” de salud, lo cual en sí mismo no tiene por qué ser malo, se trata de una oportunidad para que algunas personas puedan disponer de seguros de salud privados que de otra forma no podrían tener. Tener una oferta variada donde poder elegir siempre es beneficioso.

¿Y cómo lo hacen? Invirtiendo la tendencia de los últimos años cuando se incluían nuevas garantías y servicios para captar clientes, por superficiales que fueran algunas de estas y que poco o nada tenían de eficaces para mantener la salud de sus asegurados. Ahora para poder seguir captando nuevos clientes no les queda otra que empezar a quitar peso a las pólizas y segmentar de nuevo. Como ya no es posible distribuir el seguro entero, te lo venden por piezas. La consigna es “lo hacemos pensando en sus necesidades para que contrate sólo lo que necesita”. ¿Te lo crees?

Imagínate estos seguros como una cebolla (lo siento, tengo muy poca imaginación) que para poder llegar a más personas le van quitando capas, y en función de las capas que deseas tanto pagas. El problema de los seguros de salud “low cost” es que quitan las capas más jugosas y les sacan brillo a otras que poco afectan a tu salud. Esto se traduce en mayores sublímites a los capitales contratados, eliminaciones de coberturas de los cuadros asistenciales, disminución en los porcentajes de reembolso, resurgimiento de los copagos, aumento de las franquicias, etc. Sin olvidar que en estos seguros de salud la asistencia se autoriza desde la aseguradora y si recortan en ingresos adivinas de dónde recortar gastos fácilmente sin dejar huella en sus condicionados. Denegando actuaciones sanitarias, y como no tienes factura no puedes reclamar nada, tan sólo podrás enfadarte y marcharte. La aseguradora solo habrá perdido algunos clientes por anulaciones de sus contratos, que por otro lado son parte de la cartera de clientes con siniestralidad por lo que hacer una selección de cartera. Negocio redondo.

Conclusión, quien algo quiere algo le cuesta por lo que no busques atajos donde no los hay. Busca compañías y personas con trayectorias fiables, confirma que entiendes lo que estás firmando y aceptando, y en caso de que te resulte costoso o complicado acude a una persona con más experiencia que te pueda ayudar a tomar una decisión.

Entradas relacionadas:

Anuncios

, , , ,

  1. #1 por Tu Salud Primero el 19 de diciembre de 2012 - 7:31

    Tienes toda la razón. Los seguros low cost no son buenos. Nosotros recomendamos, analizamos y proponemos a los clientes el mejor seguro para cada ocasión y dependiendo de sus necesidades concretas, estudiando cada caso personalmente.
    Aunque el dinero no lo sea todo en estos casos, nuestro comparador de seguros garantiza la mejor tarifa en cada momento.

  2. #2 por David Torío el 19 de diciembre de 2012 - 8:24

    Yo no he dicho que los seguros low cost no sean buenos. Tienen su utilidad, y más en colectivos donde el asegurado/beneficiario dispone de más peso ante la aseguradora.

    Respeto vuestra opinión y supongo que como corredores que trabajáis con 6 aseguradoras el ramo de salud dispondréis de experiencia al respecto. Pero vuestro comentario no aporta nada nuevo al lector, salvo haceros auto propaganda. Es más, no os gustan los seguros low cost pero vosotros mismos hacéis hincapié en encontrar la mejor tarifa, destacando el factor precio a los ojos de los lectores.

    Lo que trato de transmitir es que se ha de saber en todo momento qué se contrata, con quién, a qué se tiene derecho y ser consecuentes con lo comprado.

    Saludos, y podéis llamarme estúpido porque a mí me gusta saludar a todo el mundo.

  3. #3 por Paloma Reino el 19 de diciembre de 2012 - 12:52

    “…en estos seguros de salud la asistencia se autoriza desde la aseguradora y si recortan en ingresos adivinas de dónde recortar gastos fácilmente sin dejar huella en sus condicionados. Denegando actuaciones sanitarias, y como no tienes factura no puedes reclamar nada, tan sólo podrás enfadarte y marcharte.”
    Este es el subrayado y la lección que me llevo.
    El valor que aportas es el del conocimiento de lo que pasa más allá de los “mensajes publicitarios”

    • #4 por David Torío el 20 de diciembre de 2012 - 13:26

      Hasta que no ocurre un siniestro resulta muy complicado valorar a un determinado seguro ya que son promesas de futuro recogidas en un contrato. De ahí que las aseguradoras hagan enormes esfuerzos para mejorar su imagen y percepción social, ya que saben que esto tiene mucho más alcance que las experiencias de los clientes.

  4. #5 por marketingventasparatodos el 19 de diciembre de 2012 - 20:54

    Buenas tardes David, muy interesante, como tú bien sabes, no solo ocurre en el ramo de Salud, quizás, y en eso estoy totalmente de acuerdo contigo, los ramos digamos de “riesgos personales” se estaban librando hasta hace poco de esa especie de batalla que se libre entre mercado “normal” (ojo todo el mercado es normal pero digamos que encuadro en ese mercado el no low cost) y el propio low cost.

    La esencia de este negocio es la que ya conocemos no solo del seguro, sino de otros sectores, se empezó a poner de moda en los viajes en avión pero, tampoco ese fue el inicio de esta forma de comercializar.

    En los seguros de vida riesgo, sobre todo en este año, hay compañías que están adoptando, no una estrategia propiamente dicha de low cost pero sí que han cambiado totalmente su filosofía de venta, pasando de un seguro de riesgo con coberturas “complementarias” incluidas dentro del precio normal, a seguros como yo les llamo, “pelaos y mondaos”, ojo ¡¡ que no los critico, que esto vaya por delante, como tu indicas, cada cliente lo que tiene que tener claro es “qué” compro y “qué” estoy pagando por lo que compro, es una cuestión de balanza, coste vs beneficio.

    Si me preocupa, algunas estrategias que estamos viendo que podrían englobarse en un “mal asesoramiento” disfrazado de Low cost, te pongo un ejemplo concreto, cliente joven , soltero, sin deudas, o con deudas típicas de una persona joven (coche y poco mas) sin hijos, y decide hacerse un seguro de vida riesgo, ok, hasta aquí todo normal, ojalá hubiera muchos jóvenes con esa conciencia de riesgo, pero, curiosamente una persona con esta características es el típico asegurado que DEBE de valorar más coberturas como por ejemplo la Invalidez que el fallecimiento.

    Bueno, pues alguna que otra Cía. seguros le recomienda precisamente que NO contrate la IAP para que de esta forma le salga mas barato (a lo mejor se está ahorrando 20 euros al año) y eso si, si mañana tiene un accte y se queda como se queda (siendo una carga para sus familiares) encima no tiene derecho a nada.

    Esto que te acabo de comentar, a mí personalmente me lo han ofrecido por internet (por supuesto no eran conscientes que trabajaba en lo que trabajo) y el argumento de peso para ellos era, “no contrates la IAP y te ahorraras un dinero todos los años ¡¡¡¡

    Por terminar, me quedo con tu frase, que el cliente debe de saber que se contrata con quien y a qué tendrá derecho ¡¡¡¡

    Un saludo ¡¡ y gracias por el post
    Rafael
    @rafalgrol

    • #6 por David Torío el 20 de diciembre de 2012 - 13:31

      Excelente ejemplo el que nos pones Rafael. No veo mal que se diseñen nuevos productos con distintos niveles de protección, al contrario es bueno ya que se dispone de un mayor poder de decisión. Pero sabiendo qué es lo que se está contratando.

  5. #7 por Tu Salud Primero el 20 de diciembre de 2012 - 10:59

    Entendemos que hay una diferencia entre ofrecer algo “low cost” y ofrecer la mejor tarifa. Como habrás podido observar en nuestra web, trabajamos con compañías de primer nivel y las modalidades completas de seguro. Entendemos que nuestros clientes buscan pólizas completas entre las compañías lideres que garantizan un buen servicio, y, sobre ese producto, destacamos nuestros precios porque son muy competitivos.
    No nos gustan los seguros “low cost” porque la gente entiende que esta contratando un seguro con las mismas garantías a un precio mucho menor, y luego vienen los desencantos.
    Un saludo y, Dios nos libre de llamar estúpido a nadie, es un placer comentar contigo.

    • #8 por David Torío el 20 de diciembre de 2012 - 13:46

      Por lo menos ahora aparte de continuar con vuestra promoción aportáis un punto de vista, cosa que os agradezco.

      Entiendo que vosotros procuráis hacer el original “low cost” esto es, ofrecer la mayor calidad posible al menor y mejor optimizado coste posible. Lo que sucede es que hoy en día el termino se ha pervertido tanto que ya solo se asocia a ofrecer productos o servicios lo más baratos posibles, sin que importe el equilibrio con la calidad ofertada.

      Si la “gente” entiende que comprando algo por 10€ cuando realmente cuesta 100€ van a recibir lo mismo, me pregunto de quién será el problema real.

      Ni os considero estúpidos ni me lo considero. Era una forma de expresión y hacía referencia a que cuando escribo en otro foro o blog suelo despedirme cortésmente, y más siendo la primera vez. Estaré encantado de leer vuestros comentarios.

      Saludos.

  6. #9 por Segovianses el 22 de diciembre de 2012 - 10:36

    Hombre, un seguro “por piezas” es en multitud de ocasiones mucho mas útil que un seguro de salud con servicios en “bloque”. Personalmente es una bendición para mi bolsillo, ya que contraté un seguro por una enfermedad de espalda degenerativa, y solo me hace falta por eso.

    • #10 por David Torío el 22 de diciembre de 2012 - 11:00

      Estoy totalmente de acuerdo, “por piezas”, modular, por capas, etc. o de cualquier otra forma que los llamen son en muchas ocasiones una excelente opción para asegurar solo aquello que realmente se necesita. En el artículo me refería a que en estos momentos las aseguradoras están segmentando en nuevos productos, y de paso también están metiendo las tijeras en el alcance de sus garantías. El problema surge cuando se sigue distribuyendo únicamente alabando las nuevas ventajas y no se advierte al cliente de las reducciones practicadas.

      Como hacía referencia en otro comentario más arriba, el término “low cost” es bueno ya que originalmente hacía referencia a reducir los costes de producción sin reducir la calidad final del producto, por lo que el cliente recibía lo mismo a un precio menor. Pero hoy en día se asocia a barato y las compañías, en general no únicamente aseguradoras, lo están aprovechando para sacar productos con menores precios a base de reducir la calidad de los mismos.

      Saludos.

  1. Las entradas más vistas en diciembre del blog « Información y consejos sobre seguros
  2. Los números de 2012 « Información y consejos sobre seguros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: